Cómo ganar Mejor Delegación, Parte 1: Reseña

by Gabriela on May 26, 2013

Permítanme iniciar diciéndoles que no hay una guía definitiva para ganar Mejor Delegación. Cada conferencia, cada mesa directiva y cada delegado difiere. Algunas conferencias valoran el realismo y adherencia a la política exterior a toda costa; otras prestan más atención a la diplomacia y compromiso con el propósito de llegar a una solución. Las Mesas son profundamente subjetivas al momento de decidir quien merece el primer lugar; algunos son delegados ávidos que saben que buscar, mientras otros quedan confundidos por el delegado que robó las ideas del comité y las hizo pasar como propias. Además, lo que funciona para ti en una conferencia quizás no sea eficiente en la próxima dependiendo de la calidad del resto de los delegados. En una conferencia, puede que tengas el mayor conocimiento dentro de una Asamblea General y en la próxima eres un miembro más de un comité de crisis conformado por 15 personas, en su mayoría Jefes de Delegación.

Dadas estas dinámicas, que se puede decir respecto a ganar Mejor Delegación y ganar dicho reconocimiento consistentemente? Aún hay mucho que debe decirse, realmente. En verdad, todo inicia con una oración:

“Dios, concédenos
La serenidad para aceptar las cosas que no podemos cambiar,
el valor para cambiar las cosas que pueden ser cambiadas
y la sabiduría para conocer la diferencia;
viviendo un día a la vez,
disfrutando un momento a la vez;
aceptando las adversidades como un camino hacia la paz;
pidiendo, como lo hizo Dios, en este mundo pecador tal y como es,
y no como me gustaría que fuera;
creyendo que Tú harás que todas las cosas estén bien si yo me entrego a Tu voluntad; de modo que pueda ser razonablemente feliz en esta vida e increíblemente feliz Contigo en la siguiente.
Amen.”
Oración de la Serenidad

Las dinámicas descritas anteriormente que difieren de conferencia a conferencia son cosas que -irónicamente- no podemos cambiar, pero lo que si puedes cambiar es tu probabilidad para ganar Mejor Delegación, lo cual depende de tus acciones y decisiones antes y durante la conferencia. Tu estrategia para ganar, pues, es maximizar tu potencial sin importar las circunstancias.

Cómo? Es a lo que esta dedicada esta serie. En términos generales, creo que maximizar tu potencial se resume en dos objetivos: 1) ser un líder en tu comité y 2) asegurarte de que la Mesa te reconozca como tal. El liderazgo es una constante dentro de los Modelos de las Naciones Unidas; sin importar la filosofía de la conferencia, la Mesa o los otros delegados, los grupos necesitan líderes y el comité es esencialmente un grupo en busca de dicho líder que a ti te toca ser.

Por supuesto, esos dos objetivos pueden desglosares en muchas pequeñas estrategias, y así es como quisiera estructurar estos ensayos. De la mejor forma posible y en consistencia con las ideas que he mencionado anteriormente, tratare de formular una guía paso a paso de cómo ganar Mejor Delegación.

Previous post:

Next post: